Mi señor conejo

Estándar

Les presento a Jueves, mi conejo.

Mi pequeño conejito

Mi pequeño conejito

En el mundo blogger, si no tienes mascota no eres nadie. O no puedes aspirar a ser alguien. Sólo que yo, en vez de tener perro o gato tengo un conejo (tuve un conejo). Y un conejito adorable y achuchable, para ser más exactos. Tan suave y juguetón, un poco salvaje y rebelde… cómo para no quererlo.

Jueves fue mi regalo de 30 cumpleaños. Tuvimos una relación de amor-odio. Como cualquiera que se relacione con conejos, ustedes ya me entienden. Roedor que es uno, lo mordía todo. Se comió mi aloe vera, el cable USB del móvil, las cortinas, un foulard, la pared.. etc.

Pero todos mis amigos lo adoraban. Venían a casa a visitarlo, a hacerse fotos con él, lo acariciaban y jugaban con mi conejo. Le traían zanahoria. Incluso yo misma me quedaba muchos viernes por la noche a jugar a solas con mi conejo. 

Mi señor conejo

Mi señor conejo

Tener un conejo da mucho juego.

Al final nos sepamos por circunstancias ajenas a nosotros. Prefirió quedarse en el pueblo y no venirse conmigo a la gran ciudad. No puedo saber si fue un invitado especial a una paella (estos valencianos…), o sigue vivo. Yo lo dejé con dos conejitas, en su propio harem.

Y es que mi conejo, siempre fue un señor.

 

Anuncios

3 comentarios en “Mi señor conejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s