Los bebés ya no vienen de París

Estándar

… sino de Madrid.

Los bebés vienen de Madrid

Los bebés vienen de Madrid

Hoy voy a desvelar mi Superpoder Absurdo más peligroso (ver los 10 anteriores aquí ). Todo el mundo sabe que un gran poder conlleva una gran responsabilidad… y yo… pues eso, que yo no.

Y así voy, usándolo sin ton ni son. Sin medida. Y claro, luego vienen las consecuencias.  La vida no está hecha de reglas, sino de consecuencias.

Ahí va, lo voy a desvelar: tengo el SUPERPODER de EMBARAZAR A MIS AMIGAS.

Nací mujer, con sus dos XX y nada de “cromosomas Y juguetones” (preguntaré a mi madre, por si acaso). Pero que vamos, no lo duden, que yo soy MUY mujer. Pero mucho mucho. Con todos sus accesorios y rabietas.

Este Superpoder nació en Madrid. La misma noche que me mudé (o a la siguiente, que no estamos para calcular fechas). Por ahora tengo dos víctimas… digo, dos casos comprobados. Y uno “pendiente de confirmación“.

Si eres amiga mía, tienes pareja y llevas tiempo intentando quedarte encinta (no voy a hacer la broma del “cassette”, ya vale)… vente a Madrid y duerme conmigo, en mi cama. No te voy a tocar ni un pelo y voy a dormir como una bendita. Posiblemente, tengamos resaca compartida al día siguiente (pero eso es culpa de Madrid, no mía)… y el lunes, a la vuelta a tu vida normal, te haces un test de embarazo:

VOILÀ!

Habré ejercido mi magia… y en unos meses: diversión asegurada.

Yo me llevo la mejor parte: ser la tía molona de la criatura, y que se encargue de criarla su padre (el otro).

Puede que se rían de la tamaña estupidez que les estoy contando… pero en el pueblo ya me llaman “la preña-amigas“. Prefiero que me lo cambien a “el hada de la buena nueva” o “el amuleto del buen estado“… pero no, es que ellos son muy de pueblo. Y hay que quererles cómo son.

No sé, igual debería empezar a monetizar mi nuevo superpoder y ver qué pasa. Pero que nadie me pida luego responsabilidades, que yo sólo ejerzo de “tía molona” y ya.

¿Será Madrid? ¿Será mi cama? ¿Seré yo? ¿Seremos los tres? En cualquier caso, me alegro de “formar parte”- de alguna forma- en algo tan bonito y seguir generando estas “historias-anécdotas-casualidades”.

Los bebés ya NO vienen de París…

… Y yo que me alegro.

Anuncios

Un comentario en “Los bebés ya no vienen de París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s