Te dejo

Estándar

Hoy por fin lo he decidido.

TE DEJO.

Ya está bien. Es la última mañana que me despierto odiándome a mí misma por haber caído de nuevo. Me muevo entre las sábanas y estás ahí. Se me revuelven las entrañas.

No soy yo: ERES TÚ. TÚ y solamente TÚ, maldito.

Otra vez me dejé embaucar y cegar por ti, sabiendo que no me hacías bien. Otra, como tantas otras veces. Me transformas. Cuando estoy contigo no soy yo. No me dejas ser yo misma.

Pero hoy lo he decidido: te dejo. Nunca más.

Me haces daño, eres tóxico. Eres peor que el mismísimo Satán. Eres el Mal. Eres todos los males.

No me controlo cuando estás conmigo. Me dicen que si me quisiera, si me respetara: no te volvería a llamar. Pero hoy sí. Hoy me voy a querer.

Esta mañana, maltrecha, me he mirado al espejo y no me ha gustado lo que haces de mí. Hoy sí. He tomado una decisión.

HOY TE DEJO. Y lo hago públicamente, para que todos lo sepan.

Ya no me haces feliz. Eres una herida con gangrena, un engaño, eres peor que pasear por el centro de Madrid en Navidades, una infección pustulenta. Eres caos, eres enfermedad.

Hoy he decidido que, finalmente,

TE DEJO,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JAGGER…

Jaggermeister

Jaggermeister Satán

 

Anuncios